Ir a home - Nueva Dermatologia

Haga click aquí

Promos ND

Ojeras  |  Maquillaje  |  Exfoliación

Limpieza de Cutis

Limpieza de cutis
La limpieza de cutis es un procedimiento que no es agresivo, destinado a mejorar el aspecto de la piel, corregir la dilatación de los poros, eliminar las células más superficiales y extirpar los famosos "puntos o negros o barritos" (en dermatología denominados "comedones") y los microquistes que se van acumulando con el tiempo.

Las glándulas sebáceas producen una sustancia grasosa llamada sebo, que se vacía en la superficie de la piel a través de los orificios de los denominados "folículos polisebáceos". Muchas veces este sebo junto con bacterias y células taponan el orificio de desembocadura de la piel, se van acumulando en los poros y forman los comedones o barritos. El color oscuro del barrito no tiene que ver con la falta de higiene, es consecuencia del depósito de un pigmento (la melanina). Si los barritos se inflaman, se convierten en granos; por eso es importante extraerlos. Sin embargo, la extracción debe realizarla un profesional, ya que la presión con las uñas puede producir la rotura del folículo, lo que puede generar a su vez inflamación y en algunos casos una cicatriz.

La limpieza de cutis es realizada por cosmetólogas entrenadas por indicación del dermatólogo. Para que sea exitosa, es importante que el médico indique durante 10 a 20 días antes de la limpieza la utilización de ciertas cremas para preparar la piel. El procedimiento dura aproximadamente entre 50 minutos y una hora, ya que después de la limpieza se realiza un drenaje linfático. La limpieza cuenta con cuatro pasos: pulido, extracción, descongestión y nutrición de la piel.

El primer paso de la limpieza de cutis, la higiene cutánea o pulido, se realiza con diferentes emulsiones seleccionadas para cada tipo de piel. Luego, a fin de realizar la extracción, se aplican cremas abrasivas para eliminar las capas más superficiales de la piel y ablandar los comedones y los microquistes. Finalizada la extracción, se colocan sobre la piel lociones y cremas antisépticas; luego se aplican productos (geles o cremas) descongestivos y se realiza un drenaje linfático para que la piel quede totalmente desinflamada. El último paso es la nutrición de la piel a partir de la colocación de diferentes máscaras a base de vitaminas y colágeno.

La frecuencia e indicación de la limpieza dependerá de la decisión del dermatólogo de acuerdo a cada tipo de piel. Es importante recordar que:
La piel seca: apenas tiene impurezas, suele ser tirante y tiende a la formación de escamas y arrugas. Los poros en general son poco perceptibles, la superficie de la piel luce opaca y está deshidratada.
La piel grasa: se caracteriza por poros grandes y abiertos. La piel es gruesa, su superficie es húmeda y presenta una buena hidratación.
La piel mixta: suele ser grasa en la zona "T" del rostro mientras en los pómulos es áspera y tirante.

Cada tipo de piel requiere un cuidado diario con productos cosméticos específicos que se adapten mejor a cada necesidad. El dermatólogo indicará en cada caso determinadas cremas y geles que disminuyan la formación de comedones y la dilatación de los poros. Es fundamental recordar que todos los productos cosméticos que se utilicen, ya sean humectantes o maquillajes deben ser "oil free" (libres de aceite para evitar barritos) e hipoalergénicos. Para mantener un cutis sano es importante limpiar e hidratar diariamente la piel. A lo largo del día, se van depositando en el rostro microorganismos y suciedades que perjudican la salud del cutis, creando una capa de impurezas. Por eso es necesario lavar habitualmente aunque no de forma exagerada la cara para eliminar los restos de polución y maquillaje acumulados, con emulsiones o jabones adecuados para no dañar piel. Finalmente, una buena hidratación diaria previene el envejecimiento y aporta elasticidad a la piel.

Para tener en cuenta
  • La limpieza de cutis se realiza para eliminar puntos negros
  • No hay que apretarse la cara porque puede inflamarse y aparecer granos
  • Debe ser hecha por una cosmetóloga profesional y confiable para evitar inflamaciones de la piel
  • Las tiritas adhesivas que se colocan en la nariz o mentón no sirven para eliminar los barritos ya que únicamente eliminan la parte superficial del poro
Algunas sugerencias para evitar puntos negros
  • Limpiar el rostro todas las noches. Quitar siempre el maquillaje antes de ir a dormir.
  • Si el cutis es muy graso, antes de dormir es recomendable recoger el pelo que cae sobre la cara.
  • Los cutis grasos o con acné deben higienizarse más seguido que los secos porque acumulan mayor cantidad de sebo y esto puede generar puntos negros.
  • Si la piel o el cabello son grasos, cambiar la funda de la almohada cada dos días. La tela absorbe oleosidad y luego ésta puede contaminar la piel del rostro.
  • Utilizar siempre cremas y maquillajes hipoalergénicos y "oil free"
  • No utilizar maquillaje cuando se realiza ejercicio físico



Consultas

Email:
Asunto:
País:
Nombre:
Teléfono:
Consulta:

Nuestro equipo le responderá
a la brevedad.
Copyright © 2007-2011. Todos los derechos reservados por Grupo Nueva Dermatología S.A.
Consultas 4706-1413 / 4827 5446 - Virrey del Pino 2269 7° Piso, consultas@nuevadermatologia.com.ar