Problemas en la Barba

Muchos hombres tienen problemas luego de afeitarse porque la piel luce colorada, inflamada y con granos.
Se trata de un problema dermatológico frecuente denominado Pseudofoliculitis de la Barba, que se caracteriza por la inflamación de los folículos pilosos (orificios de la piel por donde salen los pelos), precipitada por el traumatismo durante el afeitado. El cuello suele ser el sector más comprometido, pudiendo este problema aparecer en cualquier área de la piel afeitada.
En las personas con este problema, el extremo distal del pelo no sale correctamente a la superficie de la piel y actúa como un cuerpo extraño, generando una reacción inflamatoria.
Existen factores favorecedores como, métodos de afeitado no apropiados y características propias del tipo de pelo (grosor, forma, y dirección del crecimiento).
Se observan granos rojos, algunos con pus, que miden 2 a 4 mm, pudiéndose ver el pelo dentro de las lesiones. La piel puede estar colorada, arder o picar. Las lesiones sucesivas pueden conducir a la aparición de manchas y hasta cicatrices.
No se trata de un problema médico serio pero puede alterar la apariencia estética del hombre.

¿Cómo controlar este problema?

La mejor forma de mejorar la Pseudofoliculitis de la Barba, es cumpliendo con ciertas medidas destinadas a evitar la aparición de nuevas lesiones y a tratar las ya existentes.
En la medida de lo posible, se debe disminuir la frecuencia del afeitado. Estudios científicos demuestran que quienes suspenden el afeitado durante cuatro semanas consiguen reducir la mayoría de las lesiones. Es entendible que gran parte de los hombres no puedan disminuir o suspender el afeitado por motivos sociales.

A continuación te brindamos consejos para un afeitado apropiado que ayudará a disminuir esta condición:

  • Antes del afeitado lavar previamente el rostro con agua y jabón para piel sensible durante algunos minutos
  • El afeitado debe ser suave, cuidadoso, con tiempo y sin apurarse
  • Se deben utilizar afeitadoras eléctricas que corten el pelo a una distancia mínima de 1mm de la superficie de la piel
  • Quienes no deseen usar la afeitadora eléctrica, deben evitar las afeitadoras de doble o triple hoja, eligiendo las de hoja simple. La afeitadora debe ser enjuagada con agua caliente antes y durante el afeitado
  • El afeitado debe ser siguiendo el sentido del crecimiento natural del pelo, no realizando el afeitado a contrapelo
  • La utilización de pinzas depilatorias está contraindicada, ya que aumentan las posibilidades de inflamación e infección secundaria. Respecto a los depiladores químicos (cremas o ceras depilatorias) pueden utilizarse, pero pueden ser irritantes

Tratamientos dermatológicos

El dermatólogo indicará cremas emolientes y descongestivas que disminuyen la irritación del afeitado. Además recetará ciertos geles (retinoides, alfahidroxiácidos, antibióticos tópicos) que afinan la piel, liberan los pelos encarnados y desinflaman los granitos.
El tratamiento más eficaz para controlar la foliculitis de la barba es la depilación médica con láser. Los equipos modernos poseen un sistema de enfriamiento que posibilita que el procedimiento sea efectivo y no doloroso, protegiendo la piel y eliminando el vello. Se realiza un promedio de seis sesiones con un intervalo entre las mismas de 30 días.

Si tenés problemas al afeitarte, consultá con tu Dermatólogo para que te ayude a resolverlo.

También podes leer...

CONSULTAS